Ciclo Tanca, tapa, viu! 21 de julio de 2011

Para que se proyecte una sombra necesitamos tres elementos: un foco de luz, un volumen y una superficie donde dibujarla. Una vez hayamos reunido estas tres cosas, estaremos preparados para jugar con el espacio, cambiarle la forma, teñirlo de colores… y engañar a la vista encontrando ciudades donde solo hay envases vacíos.
Un cliente imaginario nos ha encargado una sombra para el patio del Colegio de Arquitectos. Sabemos que tenemos que ocupar la esquina, que no podemos perforar la muralla y que solo tenemos a nuestra disposición dos materiales: perchas y bridas.
Tras deducir la forma, las dimensiones y las técnicas constructivas a utilizar, diseñamos y construimos una pérgola que nos protegerá del sol durante los calurosos días de verano.

Colabora: Col·legi d’Arquitectes de les Illes Balears. Departament de Cultura.

Sobre el autor

Enviar un comentario

Proyectos recientes

Comentarios recientes