Pello Irazu. Cajas, ensamblajes y construcciones. 17 de noviembre de 2012

Las piezas musicales se componen de notas y silencios, que se combinan de determinada forma para dar lugar a ritmos y sinfonías. Las obras de arte son combinaciones de volúmenes y colores que, dispuestos en un cierto orden,  nos generan diferentes emociones. Pero, ¿se puede cantar el arte contemporáneo? ¿Puede un grupo de visitantes de un museo convertirse en parte de la exposición? Durante el pasado sábado, veintidós pequeños burgaleses nos demostraron que sí. Con ellos, y de la mano del CAB, nos adentramos en la obra de Pello Irazu, artista guipuzcoano que, mediante el uso de distintas técnicas artísticas, combina líneas, texturas, fotografías, muebles y objetos cotidianos, dando lugar a nuevos objetos que interactúan entre sí y con el espacio arquitectónico expositivo.



Tras conocer las influencias del artista, especialmente ligadas a las corrientes constructivistas, nos pusimos manos a la obra con nuestra propia creación: una composición diseñada a partir de objetos reciclados, basada en la abstracción y en la combinación de volúmenes y colores… Y organizamos una nueva sala para la fundación, con obras que, intuimos, se cotizarían al alza en cualquier subasta de arte.


About the author

Leave a Reply

Proyectos recientes

Comentarios recientes